Boletín de novedades
Inicio Artículos de psicología La noción de anticipación

La noción de anticipación

  • Autor / Autores
  • Palabras clave
    anticipación detección futuro previsto aquí y ahora grupo de conductas poder operacional construcción imaginativa
  • Resumen

    La noción de anticipación, es un grupo de conductas y una vivencia muy presente en el andar de la vida. Estamos acostumbrados a no tenerla casi en cuenta y por tanto la psicología y la psicopatología ha investigado y aprovechado poco su presencia. Sin embargo algunos pocos autores, especialmente Mario Berta y Jean Sutter ya la han investigado profundamente y han desarrollado sus aspectos teóricos y un gran aprovechamiento en psicoterapia.

  • Presentado en

Introducción

La noción de anticipación, artículo sobre psicología en Psicoactualidad.com

Hace 25 años conocí a Mario Berta, eminente psiquiatra y psicoterapeuta uruguayo, y a través de él una de las nociones psicológicas más sorprendentes y evasivas, la noción de Anticipación.
Me mostró cómo su detección, imperceptible para mi hasta su demostración, la usaba además como una llave, como una herramienta operativa ante el sufrimiento humano, en el tratamiento psicoterápico, ya que le permitía un acceso rápido y profundo a lo que más signaba la vida del paciente. Esto último lo hacia aplicando un test de su autoría llamado “Prueba de Anticipación”.

Es interesante el darse cuenta de algo que en general nos acostumbramos a no considerar: que en el aquí y ahora se está permanentemente mirando al futuro, teniéndolo en cuenta en mayor o menor grado, buscando y planeando en la propia imaginación, consciente y sobre todo inconscientemente, obtener lo deseado y evitar lo rechazado o temido.
La población en general vive, en el aquí y ahora, en función de su futuro, anticipándolo. Por ejemplo en el mundo actual se está permanentemente aludiendo al futuro con temas de seguridad, cobertura de riesgos, proyectos de todo tipo, etc.. Y para empezar, desde siempre ha habido un impulso humano que nos acompaña en la historia, el de tratar de captar el futuro y si es posible influirlo (astrólogos, chamanes, videntes…)

Entre no tantos investigadores que se ocuparon del “tiempo vivido” (Eugène Minkovski) y el futuro, Heidegger en su análisis Sein und Zeit, muestra la primacía del porvenir por sobre el presente y el pasado. En el triple “éxtasis” de la temporalidad, el porvenir precede a las otras dos fases.

El hombre es, pues, un puro proyecto de posibilidades, un existente en el sentido de ser autoproyectante.

La Anticipación no es “prever”, “planear” o un “análisis prospectivo”, o similares elaboraciones puramente intelectuales. Tampoco es un “presentimiento” o una “esperanza o desesperanza”, en que participa solo lo afectivo. Ni el “esperar” que es algo quieto. Es mas bien un grupo de conductas, participando lo intelectual, lo afectivo, conciente e inconciente, lo psiquico y lo biológico, un conjunto en fin, en el que participa todo el organismo psicofisiológico, en forma activa, aquí y ahora.
Consiste entonces en una “vivencia”, “actual”, donde el individuo “imagina” lo futuro previsto.

Así vamos viendo que un evento futuro se transforma en anticipación cuando se lo vive en la imaginación ahora. Por ejemplo el examen o la cita de mañana, se lo experimenta ahora en la imaginación prefiriendo y rechazando eventualidades posibles futuras, pero con la participación de la totalidad organísmica. La neurofisiología muestra procesos y actividades preparatorias y el intento de modulación de las respuestas al futuro imaginado.

Jean Sutter afirma:

La anticipación pertenece plenamente al dominio de lo viviente.

Imaginando el éxito o el fracaso de algo importante para el sujeto (no tan así de algo neutro para él), se disparan neurotransmisores del sistema nervioso autónomo y hormonas, como ser adrenalina con el consiguiente aumento de la actividad cardiovascular, midriasis, sudoración, estado aumentado de alerta, ansiedad, angustia, etc. y lo opuesto ante fantasías anticipatorias gratas con deflagración de neurotransmisores de relajación y bienestar (acetil colina, serotonina, etc.)

Se puede apreciar entonces que hay anticipación a corto plazo, con respuesta orgánica evidente. Pero es muy interesante apreciar también las anticipaciones a largo plazo, con efecto organísmico subliminal y crónico, que está decidiendo el futuro de la persona a través de un mecanismo que en estos tiempos, por ejemplo, se ha difundido mucho, aunque a nivel popular, a través del libro y película “El Secreto” y “La ley de Atracción”. Este breve artículo no permite explayarse ahora sobre el punto (ver artículo “El secreto del secreto” N.C.). Solo nombramos que la Prueba de Anticipación de M. B. permite su estudio.

Se puede decir también que la Anticipación, como una creación vivencial, se forma en base a todas las incertidumbres del sujeto respecto a su futuro, todo lo cual surge de su historia y su estructura psíquica. Pero importa notar que “en el tiempo pasado de las personas (Freud), no están sus anticipaciones, mientras que en las anticipaciones, éstas contienen el pasado”.

Se me ocurre que la Anticipación ha quedado fuera de la vista de la absoluta mayoría de los investigadores durante todo el siglo veinte, por el efecto atrapante de, digamos, una “estructuración cognitiva educativa” universitaria, priorizante de las demostraciones de Freud con el peso del pasado. Este llegó solo a ver, en la Anticipación, un mero mecanismo de defensa del Yo (aunque mecanismo de defensa “maduro” según Vaillant).

También Mario Berta, como parte de su modelo (Psicoactivación Psicoterápica), y (se me ocurre) como algo que ayuda a completar el trabajo respecto al pasado, describe un opuesto complementario a “el inconsciente-pasado (“a retro”) de represión” del modelo psicoanalítico: un “inconsciente-futuro (“ab ante”) de anticipación”, situado adelante y hacia el cual vamos, incesantemente, sin agotarlo nunca, en la temporalidad.

“La Anticipación es el movimiento por el cual el hombre se lleva a sí mismo a vivenciar, aquí y ahora, su porvenir cercano o lejano.” Jean Sutter.
“La Anticipación es una construcción imaginativa actual, actualizando lo previsto con intencionalidad activa futura”. “En una anticipación el pasado, el futuro y el presente se fusionan en un solo acto”
M. Berta.

Creo que es muy importante tener en cuenta que el futuro y el tener una “vivencia actual” respecto a él (futuro previsto de anticipación), es de lo que se encuentra funcionando interiormente más constantemente en los pacientes. Pero solo si se tiene en cuenta la noción.

Dice Jean Sutter:

Esta participación de la anticipación en el andar de la vida es su propiedad esencial. Este es un hecho a comprender y mantener presente. Sino la noción pierde su valor y su poder operacional.

Bibliografía

  • « L’anticipation » Jean Sutter, PUF (Presses Universitaires de France)
  • « Le Proyet Psichothérapique » Mario Berta et Jean Claude Benoit, Edit. Denoël
  • « Vivir su neurosis » Mario Berta. Edición Psicoterapia Abierta

Artículo publicado en Psicoactualidad.com

¿Te ha resultado interesante? ¡Comparte este contenido!

FaceBook_byn Seguinos en Twitter Seguinos en Youtube